José Martí Pérez

José Martí Pérez

Rating 0 - Votos (0)

35 visitas

publicado el 07/10/2021

Vida y Obra de José Martí: Del 11 al 20 de octubre

11 DE OCTUBRE

 

El 11 de octubre de 1879, cuando viajaba a bordo del vapor Alfonso XII hacia Santander, España, José Martí escribe una carta a Leandro de Viniegra, en la que le señala: “Sólo su bella y generosa carta hubiera podido hacer mayor en mi el paternal afecto que su alma amable, su talento animado y sus dignos dolores merecen y conquistan. ¡Sufrir, amar y pensar son fuertes lazos.“

Más adelante le manifiesta: “Escribiendo, siento cuán fácilmente corren para usted las ideas afectuosas: ¿A qué decirlas? No me olvidaré de usted. Leandro Viniegra será siempre para mí, por lo que ha sido y por lo que hubiera sido, un nombre amado.” 

Y seguidamente le expresa: “Para luchar vivo, intrépida y vigorosamente. Cualquiera que sea el campo de las batallas a que mi espíritu grave arrebate mi vida, ni lo hondo de las penas, ni lo vivo de las alegrías alejará de mi memoria, tenaz y amante, el recuerdo de un hombre en quien con ser tantas no alcanzan las ricas dotes del carácter, a las de su nobilísimo corazón.”

El 11 de octubre de 1888 se publica en La Nación, de Buenos Aires, un trabajo de José Martí que trata acerca de la campaña electoral en los Estados Unidos.

Y en 1891, en esta fecha, Martí renuncia a su condición de cónsul de Argentina, Uruguay y Paraguay, en Nueva York para dedicarse por entero a la causa a favor de la independencia de Cuba.

12 DE OCTUBRE

En la edición correspondiente al 12 de octubre de 1875, en la Revista Universal, de México, se publica un trabajo de José Martí titulado El proletario de Castillo Velasco, El papel barato, La utilidad del sistema prohibitivo.

En la parte inicial señala: “Las cuestiones graves no se resuelven con teorías preconcebidas. La conciliación es garantía de la paz, y lo son de acierto el severo examen y prudencia.”

Tras comentar que se ofrece en la cuestión de libre cambio un problema preciso: la introducción libre del papel, plantea las siguientes interrogantes: “ ¿Es conveniente? ¿Aprovecha a muchos? ¿Daña a alguien?”

De inmediato precisa: “Examinémosle un instante: sentado antes un principio: Los intereses creados son respetables, en tanto que la conservación de estos intereses no daña a la gran masa común. Y otro principio deducido de éste, y afirmado como verdad axiomática. Es preferible el bien de muchos a la opulencia de pocos.”

Más adelante se refiere a las posibles ventajas o no del sistema prohibitivo y el librecambista y expresa que será naturalmente el que produzca mayor suma de bienes.

El 12 de octubre de 1877, Martí le escribe una carta a su amigo mexicano Manuel Mercado, en la que hace referencia a su compromiso con Carmen Zayas Bazán.

Al respecto señala:  “...si yo no me casara ahora con Carmen, no tendría que preguntar a los cuervos para qué tienen las alas negras: - las extenderían sobre mí, y yo lo sabría.”

Y en similar fecha pero en el año Martí fue designado socio corresponsal de la Asociación de Prensa de Argentina en los Estados Unidos y Canadá

 

13 DE OCTUBRE

Después de sufrir varios meses de presidio y realización de trabajo forzado, tras haber sido indultado, el 13 de octubre de 1870 José Martí se traslada a la Isla de Pinos, para residir durante algún tiempo en la finca El Abra, propiedad de  José María Sardá, un catalán amigo de su padre, que fue quién realizó las gestiones con las autoridades españolas en Cuba para que él se le liberara de la prisión.

Este día, en 1880 escribe una carta a Emilio Núñez en la que le expresa: “Me pide Ud. un consejo –y yo no rehuyo la responsabilidad que en dárselo me quepa. Creo que es estéril –para Ud. y para nuestra tierra- la permanencia de Ud. y sus compañeros en el campo de batalla.”

Trata, además, acerca de la situación existente en Cuba y expresa sus criterios en relación con el hecho de si era conveniente o no y si estaban las condiciones creadas para una llevar adelante la guerra en esos momentos.

El 13 de octubre de 1894, Martí regresa desde Cayo Hueso a Nueva York, y desde allí escribe una misiva a Antonio Maceo en la que le detalla las gestiones por él realizadas en La Florida.

Le señala en la parte final de la misiva:

 

14  DE OCTUBRE

El 14 de octubre de 1882 José Martí escribe desde Nueva York una carta a su amigo Gabriel de Zéndegui.

Le detalla que recibió una misiva suya y le dice: “Me da gozo, porque es tuya, y me anuncia que vienes: -me sorprende, porque me hablas en ella de confidencias anteriores tuyas que me son caras, en carta que no he recibido, pues no han llegado a mi más letras de tu mano que las de esta carta a que contesto, -y me enoja, aunque suavemente, porque me supones capaz de montar en ira porque no te haya parecido el Ismaelillo cosa maravillosa. –Dime que no soy bueno, o que no vivo enamorado del bien de los hombres, y me enojaré, porque sería injusticia; pero de cuanto yo escribo, dime cuanto te parezca cierto, útil a mí, que yo sé que me quieres, y eres sincero, y me hará bien, y no me enojaré.”  

En 1886, el 14 de octubre, aparece publicado un trabajo de José Martí en el periódico La Nación, de Buenos Aires, Argentina, en el que trató acerca del terremoto de Charleston.

Al respecto patentizó: “Ruina es hoy lo que ayer era flor, y por un lado se miraba en el agua arenosa de sus ríos, surgiendo entre ellos como un cesto de frutas, y por el otro se extendía a lo interior en pueblos lindos, rodeados de bosques de magnolias, y de naranjos y jardines”.

Ocho años después, Martí escribe una breve carta a su cercano colaborador, Gonzalo de Quesada y Aróstegui.

Le señala: “Un muy buen amigo, Francisco Rodríguez el hermano de nuestro Mayía, necesita de Ud. Para un asunto privado. Atiéndalo como a mí, que lo merece de sobra.” 

 

15 DE OCTUBRE

En un trabajo reflejado en la Revista Universal, de México, el 15 de octubre de 1875 José Martí comenta sobre la comedia teatral de Enrique Gaspar titulada “El estómago”.

Acerca de la obra, señaló que no es útil, “no enseña, no agrada, no cura, y se la aplaude sin embargo.”

Más adelante expuso que esa comedia era inútil, “porque no desarrolla un sentimiento, ni deja una enseñanza aprovechable.”

Seguidamente detalló:   “No agrada, porque lastima las dos grandes ideas gérmenes: amor de madre y honra de hombre.  No enseña, porque prueba lo contrario de lo que quiere, aunque probase lo que quiere, nada útil probaría.”

Planteó las siguientes interrogantes: “¿Gana algo el esqueleto con saber que es hueso? ¿Es mejor el pantano por saber que es miasma?

Y al exponer otras consideraciones sobre la obra de Enrique Gaspar Martí también planteo que no cura por esta razón misma y añadió:  “… ¿sana el enfermo con conocer por medios violentos toda la gravedad de su mal?” Precisó que le dañan los medios, sin que su mal se cure por eso.

No obstante estos criterios Martí  señaló: “Pero el autor de esta comedia ha pensado bellamente: tiene un buen sentido práctico, que pierde de su utilidad todo lo que tiene de exageración; ha aglomerado en frases nuevas, muy maduradas y demasiado ingeniosas, ideas cuya certidumbre o probabilidad está en la experiencia de su público; ha puesto el sentimiento rudo en los labios de un hombre generoso; ha creado un tipo inolvidable por su forma original y por su atrevimiento descarnado: se ha hecho perdonar, en su suma, la comedia que escribía.”

 

16  DE OCTUBRE

En el boletín de la Revista Universal de México, el 16 de octubre de 1875 apareció publicado un trabajo de José Martí, bajo el seudónimo de Orestes, en el que se refiere al progreso de la ciudad de Córdoba, su agricultura, industria y comercio.

Al comentar sobre el bienestar de un país, Martí señaló: “En cuanto a fuentes de riqueza, la mejor es la más permanente; la que reparte mejor sus productos, y la que está sujeta a un número menor de fluctuaciones.” Destacó que hay tres esferas que garantizan el mantenimiento de un país: la agricultura, la industria y el comercio.” 

Seguidamente comentó con respecto al comercio en México y señaló que para ser fructífero el país tenía que tener productos que exportar.

En igual fecha de 1887 el periódico La Nación, de Buenos Aires, Argentina, publicó el trabajo de Martí titulado  Postrimerías del Verano, en el que comentó en torno a  los principales sucesos ocurridos en esa etapa del año en la ciudad norteamericana de Nueva York. 

Dos años después, en 1889, Martí envía una breve nota al Secretario de Estado de los Estados Unidos, atendiendo a sus funciones como cónsul de Uruguay

Y el 16 de octubre de 1890, Martí pronunció un discurso en la velada que ofreció “La Liga”, como saludo a Gonzalo de Quesada de Arostegui,  quien había  regresado de Argentina.

 

17  DE OCTUBRE

El 17 de octubre de 1875 la Revista Universal, de México, publicó un poema de José Martí titulado “Cartas de España”, en cuyo fragmento inicial detalló: 

Nuevas vienen de allá; mano querida

Llama a mi corazón: recuerdo evoca

Del tiempo en que hizo sol para mi vida,

Y palpitan los versos en mi boca.

Con el seudónimo M. de Z., el 17 de octubre de 1881 Martí reflejó noticias de esa quincena en Italia en La Opinión Nacional, de Caracas.

Entre los temas tratados selecciona el libro del canónigo Campello quien había abjurado de la fe católica; la peregrinación efectuada por el aniversario de la entrada de las tropas italianas en Roma; y las investigaciones de los geógrafos en Venecia y de los geólogos en Bolonia. De igual modo publica noticias de Francia y explica que desde París vienen “notas de duelo y notas alegres, son de clarines de batalla próxima y ruido de hojas de libro nuevo”.

En carta al Ministro de la República Argentina en Washington, Vicente Quesada,  el 17 de octubre de 1891, Martí le ratifica su decisión de no continuar ocupando el cargo que desempeñaba en el consulado neoyorkino. Dos años después, envía una misiva a Néstor Ponce de León en la que le señala: “Luego de varios días de escrita, llegó a mí su enfurecida esquela, preguntándome por sus versos hermosos a la pobre Conchita Agramonte. El quehacer de aquel día, y la enfermedad de que salgo hoy, han demorado la respuesta...”

 

18  DE OCTUBRE

En La Opinión Nacional, de Caracas, el 18 de octubre de 1881 se publica un trabajo de José Martí  sobre la actualidad española.

Bajo el seudónimo de M. de Z. da a conocer los sucesos más recientes en España.

Señala: “En España, con el invierno alegre que comienza, los teatros que preparan sus comedias nuevas, las luchas de las Cámaras, que se han iniciado con brillantez andaluza y vigor corzo; y los banquetes y las fiestas a  los huéspedes de Madrid, que han ido allá de lejos a resolver fósiles, desempolvar archivos, y reconstruir vértebras del mundo americano, -no hay plaza al fastidio, ni hora que no sea una nueva fiesta.”

Comentó que se abrieron las cortes el 20 de septiembre y que el rey dijo su usual discurso y detalla al respecto: que más que un discurso de cuello de hierro, malhumorados, tonantes, huecos, resultó animado, humano, vivo, que entró de lleno en los problemas patrios, que anunció una política juvenil, oportuna, activa y práctica.

El 18 de octubre de 1884 Martí se entrevista con los generales Máximo Gómez y Antonio Maceo.

A su juicio, califica como errónea la concepción y los métodos del movimiento que se gesta para tratar de reanudar la guerra por la independencia de Cuba.

Se marcha profundamente contrariado por el resultado de las conversaciones.

Varios días después Martí le escribe cartas, respectivamente a Antonio Maceo y a Máximo Gómez en la que les expone sus consideraciones.

 

19 DE OCTUBRE

El 19 de octubre de 1881 en La Opinión Nacional, de Caracas, se publica un trabajo de José Martí en el que trata acerca de la muerte del presidente de los Estados Unidos de América, James Garfield, que había sido víctima de un atentado.

En la parte inicial de su trabajo Martí  expuso las siguientes consideraciones en torno a la vida y la muerte: “Cuando se es testigo de las grandes explosiones de amor de la humanidad, se siente orgullo de ser hombre: así como, cuando se es testigo de sus postraciones o su furia, da vergüenza serlo. La muerte es útil: la virtud es útil: la desgracia es necesaria y reparadora, por cuanto despierta en los corazones que la presencian nobles impulsos de aliviarla.”

Y al referirse al fallecimiento de Garfield, detalló: “Murió el 19 de septiembre antes que mediase la sombría noche: y desde entonces, no han cesado la admiración, las muestras de ternura, de veneración y de congoja. La ciudad, las ciudades todas de la Unión están colgadas de negro; y las almas. Un mártir es como padre y como hermano de los hombres en cuyo beneficio muere; así están todos en esta tierra,  como si hubiese perdido a su padre o a su hermano.”

Y con respecto al atentado cometido contra Garfield, manifestó: “A este hombre lo ha matado un elemento oculto, que obra poderosamente contra las fuerzas de construcción, entre las fuerzas de destrucción de la humanidad: un elemento rencoroso, inteligente e implacable: el odio a la virtud.” 

Procedente de Jamaica, el 19 de octubre de 1892 Martí llega a Nueva York, donde lo esperan emigrados cubanos y puertorriqueños.

 

20 DE OCTUBRE

El 20 de octubre de 1880 José Martí le  escribe una carta a Juan Ruz. Le dice: “Hace ya unos días que recibí su carta, leída más de una vez y aunque en el mismo instante hubiera podido responderle lo que le respondo ahora, demoré de propósito mi contestación para reforzarla con lo que observase en consecuencia de la reunión que acá se tuvo el día 10 de octubre, y con lo que en estos mismos días  había de llegar, y ha llegado, a mi noticia, sobre la disposición dominante en las distintas comarcas de nuestro país cuya actitud ha procurado Ud. con cordura conocer.”

En similar fecha en 1884 igualmente le escribe una carta a Máximo Gómez y otra a Antonio Maceo, respectivamente.

A Gómez le señala su determinación de separarse de los planes insurreccionales que él preparaba  junto a Antonio Maceo, por entender  que se trata de un esfuerzo parcial y –dados los métodos seguidos- con peligros para la conducción democrática y eficaz de la revolución.

En la carta dirigida a Antonio Maceo, Martí expresa: “Es hoy mi vida como el vórtice de toda nuestra tormenta. A todo atiendo en persona, lo que no es poco por acá, con tanta distancia y espionaje más bajo y fino que nunca...”

En 1887 le contesta la carta que le enviara Juan Fernández Ruz a principios de mes. Le explica detalladamente su opinión acerca de los preparativos de un nuevo intento revolucionario y le manifiesta su deseo de hablarle personalmente.

También en este día y año desde Nueva York le escribe una carta a Manuel Mercado. Le expresa: “Ahora, aunque empieza el invierno, estoy como en primavera, porque aprovechando unos ahorritos, pienso que mi madre venga a pasar conmigo dos o tres meses.”

Por: Víctor Pérez-Galdós

Su opinión importa
Déjenos sus comentarios

Tenga en cuenta que:

  • No debe usar palabras obscenas u ofensivas.
  • Deben estar relacionados con el tema.
  • No se publicaran los que incumplan las políticas anteriores.




0 comentarios insertados