Eusebio Leal Spengler

Eusebio Leal Spengler

Rating 0 - Votos (0)

40 visitas

publicado el 10/09/2021

Eusebio Leal: ..Yo viví hace siglos en otros cuerpos y estuve aquí

“Perdónenme que haya tenido que estar un poco sentado, porque estoy un poco fatigado; pero la fatiga no es el resultado de lo que no ha podido vencerme, ni derrotarme, es que vengo caminando hace mucho tiempo, hace muchas décadas, hace muchos siglos. El verdadero misterio es que yo viví hace siglos en otros cuerpos y estuve aquí cuando se construyó el castillo”.

Así dijo el Historiador de la Ciudad de La Habana, el inolvidable Eusebio Leal Spengler, durante su intervención en la reapertura del Castillo de Atarés, el 14 de noviembre de 2019, ante los afanosos reconstructores de esa fabulosa obra de nuestra Real y Maravillosa Habana Vieja.

Tales palabras que hoy desde su perfil de la red social Facebook nos recuerda la Directora de Comunicación de la Oficina del Historiador, la periodista Magda Resik, nos traen a la figura de un hombre que sintió mucha pasión por cada adoquín, por cada piedra y por cada obra, vetusta, que enalteciera e identificara a La Habana.

¿Qué era el Castillo de Atarés en la memoria de los habaneros?

Un antro de tortura y desapariciones durante el machadato, el monumento terrible a los que fueron ejecutados en 1850 al pie de la columna donde hoy se alza una bandera cubana, triste destino de precursores incomprendidos o anticipados a su tiempo, o que vivieron el error transitorio y circunstancial que solamente en décadas podría esclarecer el pensamiento revolucionario cubano. (Eusebio Leal, Castillo de Atarés, 14 de noviembre de 2014)

Después de un año de la ocupación de La Habana por los ingleses, los españoles comprendieron la vulnerabilidad de la ciudad como principal puerto de contacto entre las Américas y la península; y para convertir este enclave en una plaza inexpugnable edificaron tres nuevas fortalezas:

La Cabaña –en la zona este del canal de la rada habanera– y dos nuevos castillos, entre ellos el de Santo Domingo de Atarés (en honor al entonces Gobernador de la Isla), en 1763 y concluido en 1767, bajo la dirección del ingeniero Silvestre Abarca y la intervención del ingeniero belga Agustín Crame; pero nunca llegó a entrar en combate.

Su forma de hexágono irregular, sin baluartes y coronado en sus vértices por garitas de igual figura geométrica, corresponde al diseño de estas edificaciones militares del siglo XVIII, en las cuales destaca una pequeña plaza de armas (en el centro) y seis bóvedas a prueba de bombardeos, en las cuales se previó alojar a los soldados, almacenar víveres, pertrechos, armería y servicios propios de este tipo de instalación.

 Desde su construcción el castillo ha sido utilizado como fortaleza militar, sede de la guardia presidencial, prisión y unidad militar. Es de las fortalezas españolas de La Habana que en la actualidad se encuentra abierta al público desde ese día en que habló Leal, el 14 de noviembre de 2019, luego de una compleja restauración a cargo de la Oficina del Historiador (La Habana) con la cooperación de Italia.

#LealesALeal #LealesALaHabana #Cuba #CubaPatriaAmada

Su opinión importa
Déjenos sus comentarios

Tenga en cuenta que:

  • No debe usar palabras obscenas u ofensivas.
  • Deben estar relacionados con el tema.
  • No se publicaran los que incumplan las políticas anteriores.




0 comentarios insertados