José Martí Pérez

José Martí Pérez

Rating 0 - Votos (0)

47 visitas

publicado el 08/09/2021

Vida y Obra de José Martí: Del 1 L 10 de septiembre

1 DE SEPTIEMBRE

El primero de septiembre de 1866 José Martí reside,  con su familia, en la calle de Refugio número 11, en La Habana.

Años después rememorando aquella época, escribe: “Aún recuerdo aquellas primerísimas impresiones: Mi padre en la calle de Refugio: Porque a mí no me extrañaría verte defendiendo mañana las libertades de tu tierra.”

En 1883 en Nueva York Martí elabora una de sus crónicas para la Nación de Buenos Aires.

Trata varios temas, entre ellos el verano, sus fiestas y sus inspiraciones en los Estados Unidos. Destaca: “¡Oh, sagrado verano, estación deportas y de héroes, de amores que fecundan, viajes que fortifican, canciones que aletean, cielo que protege, estrellas que hablan!”

En esta fecha del 1887  Martí termina el prólogo de la novela Ramona, de  Helen Hunt Jackson, que ya está en la imprenta. Asume personalmente todos los gastos de la edición.

Ramona fue una novela escrita por Helen Hunt Jackson en el año 1884. Narra la historia de una chica huérfana de padres escoceses y nativos americanos que crece y contrae matrimonio en el sur de California.

En este contexto se trata el tema de la discriminación racial así como otras dificultades a las que la protagonista se enfrenta. 

En 1894  remite una carta a Serafín Sánchez, y le cuenta “he vuelto del viaje callado que di por donde debía...” también le comenta que espera respuesta del General:“ Yo volví a tiempo, y muero de impaciencia. Atiendo a cuanto debo, y callo; pero nunca, de esperanza o de indecisión, he padecido tanto.”

Más adelante menciona la desvergüenza de alguno “¡diciendo que Gómez nos engaña, y ha autorizado  otro movimiento! (...) Esa maldad me ha envenenado y robado el día de hoy. Pero quiero ponerle estas líneas, para que me sepa en pie, con el alma en tumulto, con la boca seca de ansiedad, pero con el juicio de ojos, y  pensando, sobre tiempo y sucesos, como usted piensa”.

 

2 DE SEPTIEMBRE

El dos de septiembre de 1875, en el boletín de la Revista Universal de México aparece una crónica acerca del libro de versos de Antenor Lescano escrita por José Martí bajo el seudónimo de Orestes.

Al referirse a aquellos que hacen poesía, reflexiona “Feliz el que pensó lo bello, sintió lo grande, amó a una mujer, sirvió a la patria, habló su lengua, escribió un libro...”

Y afirma “Poesía es, ora inconformidades fieras con estrecheces irremediables de la vida, ora forma delicada de los bellos y puros sentimientos.”

Y más precisamente sobre la obra que tiene en sus manos manifiesta: “El libro de Lescano tiene un valer rarísimo: no hay en él un solo sentimiento falso (...) La inspiración no va huyendo de Lescano con los años; viénele, por lo contrario, con ellos: tráenle ellos la plenitud de la poesía, porque le traen con los afectos la plenitud de la ventura”. 

El dos de septiembre de 1878 llega a La Habana concluyendo el viaje iniciado en Guatemala a fines de julio o principios de agosto.

La última etapa la hace en el vapor Nuevo Barcelona que zarpa desde Trujillo, en Honduras, el 31 de agosto.

Al arribar a tierras cubanas comienza a trabajar en La Habana en los bufetes de Nicolás Azcárate y Miguel Viondi.

Un día como éste de 1894, escribe una carta a Serafín Sánchez en la que ultima los preparativos de las expediciones que irían a Cuba, cuyos arribos a la Isla serían coordinados con el alzamiento armado en ésta.

Dice: “Creo que está todo listo; por Cuba era lo que faltaba, y se nos viene a las manos. Entiendo que ya no nos falta más que ir, (...) Preparo los barcos y las armas (...) No vivo, ni viviré, hasta acabar”.

 

3  DE SEPTIEMBRE

El tres de septiembre de 1867  José Martí  recibe la máxima calificación en el examen de Gramática castellana, asignatura que cursa en el Instituto de La Habana.

El periódico Patria editado ese día de 1892 publica dos trabajos escritos por Martí titulados Recomendaciones y Un cubano.

El primero de ellos es un compendio de “saludables recomendaciones” extractadas de una Circular enviada por el Delegado a los Clubs y Cuerpos de Consejo donde explica las razones para continuar la revolución.

Precisa que ésta se continua “para bien de toda la Isla y de todos sus habitantes, y de acuerdo con ella, y no para la satisfacción parcial de un grupo de cubanos (...) ni para servir pensamiento personal alguno.”

Y alerta “sin odio a los españoles, y sin lisonja, con el propósito sincero de atraer a la neutralidad o a la independencia, por nuestro respeto viril y  veraz, a los españoles arraigados  en Cuba, o deseosos de vivir en ella sin perturbarla ni dañarla”. 

También señala que “para su triunfo definitivo, y el menor costo de ella en sangre y obligaciones”, “para obtener la independencia y libertad de Cuba y Puerto Rico, sin tratos  peligrosos con los pueblos de composición diversa, en América o Europa, de quien no pueda venirnos una ayuda desinteresada”, “para librar a la Isla de peligros y no para aumentarlos."

En Un cubano, Martí se refiere a  Gabriel Torres y García, a quien califica de “hombre que no habla de la patria sin temblar” y comenta que está repartiendo lo que tiene entre los hombres que han derramado la sangre por su patria.

Añade que este cubano dio sus tierras en Tampa al general Roloff y varios solares a Serafín Sánchez, y concluye: “Y este admirable Torres, ni es sajón, ni es rubio!”

 

4  DE SEPTIEMBRE

Con la más alta  puntuación en Gramática  latina, José Martí es evaluado en el Instituto de La Habana, el cuatro de septiembre de 1867.

Sobre “el estado tristísimo de la insalubre y abandonada ciudad de México” escribe en el Boletín de la Revista Universal, editada en la tierra azteca un día como éste de 1875.

En este texto, Martí bajo el seudónimo de Orestes, analiza la situación higiénica ambiental, alerta: “No es clamor vano y fútil el que la prensa eleva (...) Es que en los barrios pobres, en que la muerte vestida de miseria está siempre sentada en los umbrales de las casas...” 

Describe que en determinadas zonas “respírase como cuando el aire pesa mucho, o cuando falta mucho aire, y este pobre pueblo nuestro, tan débil ya por su hambre, su pereza y sus vicios, todavía sufre más con los estragos de esa muerte vagabunda, que vive errante y amenazadora en todas las pesadas ondulaciones de la atmósfera.” 

Cuatro años más tarde, el 4 de septiembre de 1879,  un periódico local anuncia que desde esa fecha Martí comenzará a impartir una serie de conferencias sobre América en el Ateneo de La Habana. Él no pudo asistir a la velada inaugural. 

En 1887 en esta fecha  concluye su crónica que enviará para La Nación de Buenos Aires, y que identifica como Postrimerías del Verano en la que trata varios temas entre una convención de sordomudos, y otra de sociólogos, así como sobre ley de herencia y el carácter e importancia de los censos.

 

5  DE SEPTIEMBRE

El 5 de septiembre de 1867 José Martí solicita al director del Instituto de La Habana que le señale fecha y hora para realizar los exámenes de oposición para optar por los premios de Gramática castellana y Gramática latina.

Ese día de 1870 el Capitán General de Cuba lo indulta tomando en cuenta su corta edad. Martí se encuentra en La Cabaña, y su pena le es conmutada por la de ser remitido a Isla de Pinos.

La primera crónica escrita por Martí en La Opinión  Nacional de Caracas aparece el 5 de septiembre de 1881 y la firma con el seudónimo de M de Z.

Narra los sucesos que tienen lugar en los Estados Unidos, en especial el estado de mejoría en la salud del presidente Garfield y la situación de aquel que disparó contra él, Guiteau; y también sobre la tentativa de asesinato del zar de Rusia.

Este día de 1893 Martí parte hacia la Florida.

El año siguiente, en esta fecha, escribe una carta a Gualterio García, Ramón Rivero, Ángel Peláez, Francisco J. Díaz, José G. Pompez, respondiendo la misiva que ellos le enviaron.

Les detalla:  “Vamos a padecer, y a amar mucho, en la contienda que sólo se hubo de interrumpir por falta de juicio y de amor; y es preciso que nos apretemos como un haz las almas desinteresadas”.

Y más adelante expresa: “No tendrán que esperar mucho. Mientras  tanto, recuerden que en estos delicadísimos instantes, el disimulo es tal vez la única condición que nos falta para el éxito”.

 

6  DE SEPTIEMBRE

Dos crónicas que tratan acerca de la situación en España y en Francia respectivamente aparecen el seis de septiembre de 1881 en La Opinión Nacional, de Caracas, firmadas por M de Z, seudónimo utilizado entonces por José Martí.

Una se refiere a las elecciones reñidísimas que tienen lugar en España que al decir de Martí  presentan “ese carácter general pintoresco que las distingue, y el carácter concreto violento, que les da el duelo a muerte que en ellas se libra”

En la otra crónica se habla también de campañas eleccionarias, y expresa que “un hecho inesperado agita a Francia, aflige a los hombres sensatos, regocija a los odiadores vulgares y determina de una manera resuelta y marcada la política futura del imponente jefe de la democracia francesa: Gambetta ha sido silbado en París.”

Este día de 1883, en carta a José Antonio Cuyás, Martí desmiente la noticia que éste ha propagado al mencionarlo como colaborador del periódico El separatista, recientemente fundado en Nueva York.

Cuyás, quien utiliza el seudónimo de Kalendas en las páginas del Diario de la Marina así lo anunció el pasado 22 de agosto, y al respecto Martí escribe: “Las diferencias políticas no dan derecho, entre hombres corteses y leales, a la inversión, o admisión indiscreta, y publicación voluntaria, de noticias falsas”.

En 1884 dos artículos de Martí, tomados de la América, de Nueva York, aparecen sin su firma en la sección “Folletín” del diario habanero El Triunfo.

 

7 DE SEPTIEMBRE

Con fecha 7 de septiembre de 1871, y con la firma de varios cubanos, aparece en El Jurado Federal de Madrid la respuesta a un articulo anticubano publicado días antes en el diario integrista La Prensa. En el texto, escrito por José Martí y Carlos Sauvalle, se contesta a “La amnistía y los filibusteros”, parte de una campaña emprendida contra la vindicación de los derechos de Cuba.

Escriben Martí y Sauvalle: “Rechazamos con toda indignación las agresiones calumniosas (...) y estamos dispuestos a combatirlas en la prensa y llevarlas a los tribunales de justicia”.

Se inicia así una polémica que les posibilita divulgar veladamente sus ideas anticolonialistas.

En una de sus crónicas reflejadas en  La Opinión Nacional de Caracas, en 1881, se refiere a la situación en Italia.

Describe la amenaza de expulsión al Papa, la actitud hostil del pueblo romano y la alarma en el Vaticano.

Escribe bajo el seudónimo de M de Z: “Así bullían a últimas fechas los ánimos en Roma. Las pasiones estaban encrespadas; el gobierno hábil, aunque en secreto perplejo, los partidos, decididos a una batalla campal; y la Santa Sede, con gran sabiduría, convirtiendo ágil, activa y eficazmente en su beneficio las impaciencias de sus airados adversarios”.

El 7 de septiembre de 1887  Martí escribe a Manuel Mercado remitiéndole crónicas para El Partido Liberal y le propone iniciar una sección constante y bien nutrida sobre lo que se publica en Estados Unidos sobre México.

 

8 DE SEPTIEMBRE

Respondiendo a un artículo publicado por el periódico español La Colonia Española, José Martí escribe el 8 de septiembre de 1876 en la Revista Universal de México: “Nada hay tan imprudente como perturbar con propios rencores, - ya que hay infortunados que los tengan,- la paz en pueblo ajeno”.

Y aclara que en la gran procesión del Centenario americano los cubanos sí fueron vitoreados y que había no banderitas, sino  “dignísima bandera que cobija a un pueblo que cuenta siete años de grandezas; que tiene héroes activos, y mártires errantes”

En ese día de 1892, desde Gonaibes, en Haití, envía  una carta a Gonzalo de Quesada  anunciándole que al día siguiente toma “un vapor para Cabo Haitiano: de allí a caballo a Montecristi, a Santiago de los Caballeros, a Santo Domingo, a los mares vecinos de que he aprendido mucho en el viaje, a New York, por Jamaica, para el 4 de octubre”. 

Y del lugar en que se encuentra comenta “no vi jamás, en mi mucho ver, tierra más triste ni devastada que este rincón haitiano”

Al año siguiente, por esta fecha llega  a Cayo Hueso

El ocho de septiembre de 1894 desde Central Valley, donde ha pasado algunos días, escribe al general Máximo Gómez.

Le explica detalladamente sobre los envíos de dinero y todos los preparativos realizados.

Finaliza su misiva diciendo: “No hemos de tener tropiezo. Yo callo, preparo, y me dejo caer a última hora: Mis angustias son muchas ¿pero no han sido las de Ud. más?”

Ese mismo día regresa a Nueva York, y remite cartas a varios amigos.  A Federico Giraudi  le dice “Yo ni paro ni vivo; yo no tengo más que una vida. Uds. tengan casa y tiempo para escribir a sus buenos amigos. A mí déjenme seguir el camino útil y doloroso. No tengo tiempo para hacer que me amen, ni para demostrar mi gratitud”. Y a Eduardo H. Gato  le encarga adquirir una suma de armas.

También ese día y año aparece en Patria una reseña sobre el nuevo libro escrito por José Miguel Macías titulado “Los domingos del Diario Comercial” y otra sobre el periodista ecuatoriano Federico Proaño,  recientemente fallecido.

 

9  DE SEPTIEMBRE

Una crónica sobre el librepensador y “millonario socialista” Courlandt Palmer ,” escribe José Martí en La Nación de Buenos Aires, el 9 de septiembre de 1888.

Narra los momentos anteriores a la muerte del que fuera “pensador ambicioso, el positivista ardiente, el rico benévolo, el amigo de los ateos, el mantenedor de la verdad demostrable, el abogado de la absoluta libertad de pensar” y describe luego sus funerales dobles, uno filosófico y otro religioso.

Explica que Palmer “no se señaló más que otros por su atrevimiento en pensar, sino por haber sido el primero en conciliarlo pacíficamente con las preocupaciones de su pueblo.”

Y comenta más adelante: “La levita no es un pecado, ni la casaca tampoco. Washington, Bolívar y Lafayette  eran tres dandys perfectos. Una arruga en un pantalón ponía a Bolívar fuera de quicio; Lafayette era un espejo de caballería, y gran perito en galanteos y danzas; Washington le echaba los platos a su despensero cuando le traía el vino picado”

En este día de 1892 parte hacia Fort Liberté y de allí continua el viaje hasta Dajabón, donde visita al cubano Joaquín Montesinos, a quien conoció en la prisión de La Habana.

Horas después arriba a Montecristi y se dirige a una casa comercial donde trabaja  Francisco Gómez Toro, hijo del General Máximo Gómez. Visita el hogar de éste y posteriormente se aloja en la casa de huéspedes de Catalina Ramos.

En 1893 remite una carta a Félix Iznaga anunciándole que al día siguiente estará en Tampa y lo abrazará.

 

10  DE SEPTIEMBRE

Acerca del Proyecto en favor de un teatro nacional presentado por el actor español Enrique Guasp, escribe José Martí en el Boletín de la Revista Universal de México el 10 de septiembre de 1875.

Analiza “¿Ha de ser la del teatro obra estéril? (...) ¿Es la obra del teatro mejorar amenizando?”.

Y luego señaló:  “¿Somos lo que debiéramos ser? La manera de mejorar por el teatro es presentar en una forma amena, no el ser de hoy, sino el deber ser que nos mejorará.”

Este día de 1876, también en la Revista Universal, aparece un amplio texto titulado La Exposición Nacional, en la que Martí expone las características de cada estado mexicano: Hidalgo, Puebla, Oaxaca, Coahuila, Colima, San Luis, Nuevo León, Jalisco, Veracruz, Zacatecas, México, Morelos, Campeche, Yucatán y el Distrito Federal.

Allí explica los objetivos de la exposición; clasificación de las comarcas productoras, conocimiento exacto de  la producción, certidumbre de los adelantos, exhibición de artículos que merecen explotarse y el ensanche de los que ya han comenzado a obtener una explotación.

Por esta fecha en 1892 se encuentra en  Montecristi donde ha sostenido encuentros con Máximo Gómez.

El 10 de septiembre de 1894 le comunican que ha quedado constituido el municipio en la zona de Ocala, en Estados Unidos habitado esencialmente por emigrados cubanos los que decidieron identificar la zona como Martí City.

Para integrar el Ayuntamiento fueron elegidos cubanos a los cargos de alcalde, tesorero, alguacil y vocales, y para el de secretario un estadounidense de padres cubanos. Esperan resultados beneficiosos, en particular por el ejercicio del gobierno propio.

Ese mismo día envía carta a Gregorio de Quesada y Varona, padre de Gonzalo Quesada y Aróstegui, en la que anuncia que ha muerto Francisco Sánchez Betancourt, a quien  califica como  “una de las almas más bravas y jóvenes de Cuba, uno de los que con más sensatez y honor nos ha ayudado en la fatiga de preparar la nueva era, a cuyos umbrales muere...”

Su opinión importa
Déjenos sus comentarios

Tenga en cuenta que:

  • No debe usar palabras obscenas u ofensivas.
  • Deben estar relacionados con el tema.
  • No se publicaran los que incumplan las políticas anteriores.




0 comentarios insertados