Noticias

Noticias

Rating 0 - Votos (0)

42 visitas

publicado el 24/11/2021

Recordar a Fidel en La Habana: volver a sentirlo en las calles

Por Elena Godinez Dalmau

Hablar de Fidel es hablar de Cuba indiscutiblemente, es trascender la historia y convertirla en palabra y acción, sin olvidar los hechos que hicieron que un hombre, como el líder histórico de la Revolución, llegara a convertirse en uno de los seres humanos más relevantes de América Latina y el mundo.

Amigo, hermano y luchador de una garra inquebrantable. Su fortaleza física y psicológica hicieron de su partida a la inmortalidad un acto de gloria y no de vil crueldad, con los más de 600 intentos contrarrevolucionarios porque esta nación no tuviera su legado.

La Habana puede decir que lo acompañó en momentos incontables, en momentos importantes para la vida de este país y su gente. Aquí nació ese revolucionario que desde las filas de la Universidad de La Habana supo forjar su pensamiento, a la vez de ser joven, entusiasta y transmitir esa energía a sus compañeros.

En la capital obtuvo el apoyo  del pueblo al oponerse al Golpe de estado del dictador Fulgencio Batista  aquel 10 de marzo de 1952, que hiciera a toda la nación dar un grito de ¡Revolución no, Zarpazo!. En La Habana nació el alma de combatientes que dieron la vida por la causa ya iniciada en la Sierra Maestra, jóvenes que como Fidel tenían el sueño de ver a esta Cuba libre de las manos del imperio. Entre ellos está el ejemplo imperecedero de José Antonio Echeverría o los jóvenes caídos en Humboldt 7. 

La Habana le abrió las puertas al Comandante aquel 8 de enero de 1959 cuando en Ciudad Libertad se reuniera con miles de capitalinos y capitalinas que reafirmaron el compromiso con la justicia y las ideas revolucionarias. En el momento cuando Fidel dijera a un habanero genuino como Camilo Cienfuegos: ¿Voy bien Camilo?

Y es así como Cuba y esta capital recuerda a Fidel, impulsando grandes proyectos, visitando los barrios, hablando con el pueblo, cantando, jugando a la pelota. Por ello esta isla entera lo siguió siempre en grandes hazañas como la Batalla de Ideas, la campaña de alfabetización, Playa Girón, la lucha contra el bloqueo estadounidense, entre otras múltiples misiones, algunas de las cuales continúan en este contexto asechando a los cubanos.

Pero el pueblo de Cuba es fidelista, a pesar de que muchos quieran imponer otra realidad. La sociedad cubana tiene memoria y no la dejará caer mientras exista la voluntad de seguir construyendo este sistema socialista.

La esencia de Fidel Castro está en cada emprendimiento, en cada esfera, en cada lugar de La Habana y del país. La vemos, día tras día, en la lucha incansable contra la Covid-19, lucha que vencemos con la frente en alto y con el orgullo de contar con científicos preparados que respondieron de inmediato para el enfrentamiento a la pandemia y para la realización de vacunas propias que hoy inmunizan a nuestra población.  

Muchos habaneros y habaneras tuvieron el honor de conocer a Fidel, de compartir junto a Cuba y su Revolución momentos buenos y momentos donde crecerse ante las dificultades fue lo más importante. Hoy, a cinco años de su partida física, este crecimiento se convierte en premisa para transformar, cambiar lo que deba ser cambiado y evolucionar a la par de los renglones económicos, políticos y sociales que actualmente forman parte de la agenda mundial.

Hacer por Cuba es garantía de la continuidad del pensamiento fidelista, al igual que sentir el momento histórico al que actualmente nos enfrentamos; palabras de aquel concepto Revolución del año 2000, en la Plaza de la Revolución, que quedaron en la memoria de esta Isla y de La Habana para siempre, porque Fidel vive y Cuba también.

#SoldadoDeLasIdeas #CubaVive

Su opinión importa
Déjenos sus comentarios

Tenga en cuenta que:

  • No debe usar palabras obscenas u ofensivas.
  • Deben estar relacionados con el tema.
  • No se publicaran los que incumplan las políticas anteriores.




0 comentarios insertados