José Martí Pérez

José Martí Pérez

Rating 0 - Votos (0)

126 visitas

Fecha: 20/05/2021

Vida y Obra de José Martí: Del 11 al 20 de mayo

11  DE MAYO

Con el seudónimo de Orestes, publica José Martí un trabajo el 11 de mayo de 1875  en la Revista Universal de México.

Se refiere entre otros temas a la velada organizada en el Liceo Hidalgo, la vuelta a las Cátedras de varios estudiantes que habían estado en huelga, y sobre la literatura mexicana.

Acerca de este último tema señala “Un pueblo nuevo necesita una nueva literatura. Esta vida exuberante debe manifestarse de una manera propia.” Además enfatiza: “…México necesita  una literatura mexicana”

También este día y año publica en esta revista con el título Independencia de Cuba, el decreto  número 138 de la República de Guatemala, auspiciado por su presidente, Justo Rufino Barrios, en el que se reconoce el derecho del pueblo cubano a la independencia. Martí exhorta a felicitar y respetar la conducta de la república vecina.  

En 1882 en la Sección constante, en La Opinión Nacional de Caracas, comenta sobre el libro Pensamientos de Otoño, de Phillippe Gerfault .Detalla: “Cada palabra dice algo, y en la frase encajan ajustadamente las palabras.”

A  Fermín Valdés Domínguez escribe en 1887. Le explica con precisión detalles de la obra que le adjunta: cubierta, título y retratos.

Al final de la carta le señala: “Dile a Consuelo, que me quiera a mi hijo, que hoy recibí de él un diploma de colegio con su nombre impreso, como alumno notable. Tiene ocho años, y me le dan doce. Es toda mi vida. Es bueno”.

En 1894 publica una reseña que aparece en Patria con el título Tres Madres.

 

12  DE MAYO

El 12 de mayo de 1875 José Martí refuta lo planteado por el periódico mexicano La Iberia que criticó el reconocimiento de la independencia de Cuba por la república de Guatemala.  

En esta fecha en 1892 le dirige una misiva a su amigo José Dolores Poyo. Le comenta al referirse a cómo se encuentra: “Sin más vida, porque ni la quiero ni la tengo, que la que necesito para el servicio de la tierra que amamos, y con el brazo hasta el codo en nuestros trabajos preparatorios...” Y más adelante le manifiesta: “No pienso en mi salud; me moriré sentado, y con la mano en la de mi país”  

Ese día de 1894 regresa Martí a Nueva York y sale esa noche para Cayo Hueso, acompañado de  Francisco, Panchito, Gómez Toro.

Poco antes de partir, escribe una carta al padre de éste, el general Máximo Gómez, dando cuenta de una incomodidad sufrida por un error de imprenta en un artículo aparecido en Patria.

Le dice: “El respeto a la libertad y al pensamiento ajenos, aun del ente más infeliz, es en mí fanatismo: si muero, o me matan, será por eso.” De Panchito le señala: “…sobresale por su discreción y su ternura. Su orgullo es  obrar bien, y pronto, y tan bien como el que más, si no mejor, que todos.”  

Al año siguiente, 1895, Martí y el resto de los luchadores independentistas que lo acompañan en Cuba marchan de La Travesía hasta La Jatía.

Allí escribe varias circulares, entre ellas la firmada en unión de Máximo Gómez, dirigida a los jefes y oficiales de la comarca de Jiguaní. También le escribe al  Mayor General Antonio Maceo.

 

13  DE MAYO

La Revista Universal de México publica el 13 de mayo de 1875, con el título Cuba, un trabajo de  José Martí en el que inserta varias traducciones de materiales reflejados en periódicos extranjeros sobre su tierra natal.

En una se hace referencia a la proclama que dictó el Capitán General español en Cuba en el que se establecía conceder perdón a los insurrectos luchadores independentistas que depusieran las armas.

Martí enfatiza: “Solo el que es capaz de vender su honra, tiene el valor de proponer la venta de la honra ajena”.

Ese mismo día y año en la propia Revista Universal aparece un Boletín, con el seudónimo de Orestes, en el que Martí, entre otros temas, da cuenta de la aprobación de un monumento al cura Miguel Hidalgo y Costilla. Acerca del pensador estadounidense doctor Adler y del explorador francés Rabot trata la Sección Constante que publica en 1882 La Opinión Nacional, de Caracas.  

Al año siguiente, se publica en La Nación de Buenos Aires un trabajo de Martí titulado Suma de sucesos.  

En 1892, desde Nueva York, redacta una carta a Enrique Trujillo y una extensa comunicación A los Presidentes de los Clubs del Partido Revolucionario Cubano, en el Cuerpo de Consejo de Key West, a nombre de la Delegación de Asuntos Generales del Partido Revolucionario Cubano. El 13 de mayo de 1893 Martí  dirige una comunicación a los presidentes de los clubs, unidos en los Cuerpos de Consejo. Explica las tareas a realizar por el Partido Revolucionario Cubano tanto en el exterior como en Cuba.

 

14  DE MAYO

El 14 de mayo de 1875 José Martí rebate lo expuesto por el diario La Colonia Española, en México, y defiende la lucha por la independencia en Cuba.

Señala: “…ya que no puedo por mi mal ir a combatir al lado de los que defienden la independencia de mi patria; no fuera honrado permitir que, donde pueda yo responderlas, quedasen sin cumplida respuesta afirmaciones gratuitas y vulgares.”  

En 1892 publica  en el periódico Patria una crónica acerca del rebelde puertorriqueño Roman Baldorioty Castro, en ocasión de las fiestas que le tributaron en la heroica ciudad dominicana de Azua.

Califica a Cuba, Puerto Rico y Santo Domingo como “las tres Antillas que han de salvarse juntas o juntas han de perecer”.  

Ese mismo día y año aparece en el periódico Patria su trabajo Carta de un español, que reseña acciones de ciudadanos de España, desde aquel “mozo rico y ardiente, en el banco del calabozo o en los sillones de su casa enseñaba a leer a los cubanos que en la cadena del ingenio o en la fatiga del campo no habían tenido tiempo para letras”,  o del gallego Insua que “defendía la paz y justicia que  vienen al hombre con la libertad; y el nombre de español le era aborrecible mientras significase odio e injusticia y esclavitud”, o del valenciano de barbas blancas que antes de morir decía a su hijo cubano: “Anda, anda!   ¿qué crees tú que yo emprendí tu educación con otra idea que la de que fueras un hombre libre?”

Y en 1894 José Martí se encuentra en Jacksonville. Continua al día siguiente el viaje para Tampa.

 

15  DE MAYO

Acerca de la discusión de los presupuestos en La Cámara se refiere  José Martí en el boletín que publica en la Revista Universal de México, el 15 de mayo de 1875.

También comenta acerca de las proposiciones para cultivar las memorias patrias.

En 1885 inicia la publicación de su novela Amistad funesta, en forma de folletín por entregas, en la revista quincenal El Latino Americano de Nueva York. Utiliza el seudónimo de Adelaida Ral.

Al año siguiente le envía a Manuel Mercado un trabajo para que se publiqué en México. En la carta le expresa que dejó en blanco el nombre del periódico porque “no lo sé, aunque imagino que es El Partido Liberal…”.

En 1890 remite carta a su compatriota Emilio Nuñez. Le comenta: “Los sucesos de Cuba se van precipitando de manera que los cubanos que residimos libremente en el extranjero seríamos con justicia tachados de culpables si no hiciésemos a tiempo cuanto debemos y podemos hacer...”

En esta fecha en 1894 en una carta a su cuñado José García le expresa sobre su familia: “son como lirios, para mi alma, mis hermanas, que tienen las raíces donde las tiene mi vida”. Y a su madre, en otra misiva, le anuncia  que parte para Cayo Hueso, y al hacer una reflexión en relación con la vida de los seres humanos, le expresa: “Pero mientras haya obra que hacer, un hombre entero no tiene derecho a reposar. Preste cada hombre, sin que nadie lo regañe, el servicio que lleve en sí.”

Ya en 1895, en el campamento de Dos Ríos, Martí escribe al general Bartolomé Masó.

 

16  DE MAYO

La Nación, de Buenos Aires, continúa publicando el 16 de mayo de 1883, la Carta de Martí que comenta varios sucesos. Hace referencia a Karl Marx, recientemente fallecido y detallla: “Como se puso del lado de los débiles, merece honor”. Lo califica como “aquel reformador ardiente, reunidor de hombres de diversos pueblos y organizador incansable y pujante”.  Otro suceso que trata es el baile en el palacio de Vanderbilt, en Quinta Avenida. Detalla: “De sus generales se envanecía Roma: y los Estados Unidos de sus ricos”. Y describe el palacio risueño, las macizas paredes, el techo recogiéndose en pirámide, las pinturas y esculturas.

Manifiesta: “Mil carruajes se detenían a sus puertas(...) Todos parecen allí trenes cargados de rica joyería (...)De un castillo de Francia fue traída la ornamentación de esta otra sala. (...)¡Oh, quien cuenta la gente innumerable!”

En 1886, se publica en El Avisador Cubano una  Carta abierta de Martí en la cual desmiente a  Ricardo Rodríguez Otero, quién había publicado un libro en Cuba en el que le atribuye la expresión de ideas de tendencia anexionista y acerca de posibles soluciones acordes con España.

En 1894 interviene en la reunión extraordinaria del Cuerpo de Consejo de Cayo Hueso, convocada a solicitud suya.  Expresa que el Partido debía estar alerta ante la situación peligrosa creada en Cuba por los trabajos conspirativos y señala que las actuales necesidades exigían que los afiliados hagan efectivos sus ofrecimientos para el Tesoro de la patria.

En conclusión a su amplio análisis, Martí afirma: “La patria necesita sacrificios. Es ara y no  pedestal. Se la sirve, pero no se la toma para servirse de ella”

El 16 de mayo de 1895, en el territorio cubano, permanece en el campamento. Lee y escribe y también conversa con los combatientes.

 

17  DE MAYO

El 17 de mayo de 1873 José Martí pide al rector de la Universidad Central de Madrid, donde estaba matriculado desde mediados de 1871, el traslado de su matrícula a la Universidad de Zaragoza. Acude a este último lugar para recuperarse de su salud, con la ayuda económica de su amigo Fermín Valdés Domínguez.

La religión en los Estados Unidos es el tema de la colaboración de Martí en La Nación de Buenos Aires, este día de 1888. Expresa que “por la falta general de las condiciones más finas del carácter, surgen aquí propagandistas fervorosos, entusiastas, ardientes, maniáticos santos, redentores callejeros, apóstoles de salón, sacerdotisas intensas, toda suerte de trabajadores espirituales, con las variantes más caprichosas y risibles”.

En 1894 en esta fecha es acogido con entusiasmo por los trabajadores de varios talleres de Cayo Hueso. Por la noche habla en el club San Carlos y trata sobre la situación política cubana.

Al año siguiente, 1895, mientras Martí queda encargado del campamento, Máximo Gómez sale con 40 jinetes a hostigar el convoy español que, custodiado por el coronel José Ximénez de Sandoval, avanza desde Bayamo y Baire. Martí escribe en su Diario de Campaña:  “…me quedo, escribiendo con Garriga y Feria, que copian Instrucciones Generales a los jefes y oficiales –conmigo doce hombres.”

Describe la estancia allí de jóvenes de 16 y 18 años, hijos de padres muertos en la guerra, y la anécdota de Rosa Moreno, quien mandó su único hijo de 16 años a Rabí diciéndole “allá murió tu padre: ya yo no puedo ir: tú ve”. Finaliza sus palabras con la descripción del paisaje y la acción de un amigo “Está muy turbia el agua crecida del Contramaestre, - y me trae Valentín un jarro hervido en dulce, con hojas de higo...”

 

18  DE MAYO

Dos cartas quedan registradas con fecha 18 de mayo de 1894 escritas por José Martí. En una de ellas, dirigida a Domingo Ubieta, desde Central Valley, le dice “Ud. es de los de raza, que no necesita espuelas. (...) Ud. es todo oro y honor.”

La otra se remite en inglés a los señores George Jackson y Salvador Herrera, explicándoles su afán de desarraigar las últimas semillas de desafecto entre cubanos y norteamericanos, y sus esfuerzos por lograr una paz práctica y verdadera, a la vez que les solicita demorar un acto que pensaban realizar y “puede lastimar –en un momento desfavorable- la causa americana, que sirvo con respetuosa discreción.”

Este día de 1895, Martí continúa en el campamento de Dos Ríos, esperando el regreso de Máximo Gómez y la llegada de Bartolomé Masó. Comienza a escribir,  aunque no llega a terminar, una carta a Manuel Mercado que inicia así:  “Mi hermano queridísimo: Ya puedo escribir, ya puedo decirle con qué ternura y agradecimiento y respeto lo quiero, y a esa casa que es mía y mi orgullo y obligación; ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber –puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo- de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los  Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser...”

Esta carta quedó inconclusa al producirse su caída en combate al día siguiente.

 

19  DE MAYO

“La muerte de un justo es una fiesta, en que la tierra toda se sienta a ver como se abre el cielo” escribe José Martí el 19 de mayo de 1888 en La Opinión Nacional de Caracas, al referirse al fallecimiento del gran filósofo americano Emerson. Describe su vida pura, su aspecto, su mente, su ternura y su cólera. Y dice “No aflige la muerte a Emerson: la muerte no aflige ni asusta a quien ha vivido noblemente: solo la teme el que tiene motivos de temor: será inmortal el que merezca serlo”

Un día como éste de 1894 José Martí junto a Francisco Gómez Toro sale de Cayo Hueso y se dirige hacia Tampa.

También en esta fecha aparece en el periódico El Yara, de Cayo Hueso, fragmentos de su discurso pronunciado en el Mass Meeting, en el Club San Carlos, que Patria reproduciría el 29 de mayo. La nota refiere la llegada de Martí a la tribuna, entre aplausos, y explica  que la tesis de su oración fue el estado de nuestra política, expuesto con claridad y lógica de filósofo, coloreando con bellas imágenes y pensamientos profundos. “Se puedo jugar con la muerte propia –dijo- pero no con la muerte de los demás, y el Partido Revolucionario, que aspira a hacer menos cruento el sacrificio, no lanzaría nunca a Cuba a una revolución prematura y a la que el país no estuviera dispuesto”.

El 19 de mayo de 1895 es domingo. Martí notifica  a Gómez la llegada de Masó, quien con su caballería cansada ha pasado a acampar a la Vuelta Grande. “No estaré tranquilo hasta no verlo llegar a Ud. Le llevo bien cuidado el jolongo”, escribe.

A mediodía llega Gómez sin haber tenido encuentro con las tropas de Sandoval. Las fuerzas se forman y son arengadas por Gómez, Masó y Martí. Las avanzadas anuncian que Sandoval se aproxima siguiendo el rastro de Gómez, y éste junto a Masó se lanza al ataque y ordena a Martí que se retire, para tratar de protegerlo.

No obstante, Martí, acompañado del joven Ángel de la Guardia, carga contra el enemigo. A poco cae mortalmente herido, con una herida en la mandíbula, otra en el pecho y la tercera en el muslo. Sus compañeros no pueden rescatar su cadáver, que es conducido por los españoles a Remanganaguas, donde es identificado.

 

20  DE MAYO

Acerca del ferrocarril eléctrico que piensa construir Berlín, el método idóneo para limpiar el acero, la utilidad del alcohol puro en algunas enfermedades, el sucuruyu o serpiente de agua que nada voraz por las aguas  del Brasil, la suspensión de la construcción del  túnel a través del Canal de la Mancha, y las ventajas del celuloide, comenta José Martí en la Sección Constante que el 20 de mayo de 1882 publica La Opinión Nacional.

Un juicio crítico sobre La Pampa, libro argentino publicado por el francés Alfredo Abelor, aparece en El Sudamericano de Buenos Aires en 1890. Allí Martí condena la mezcla de opiniones del autor con las que dan las cosas de suyo, que son las que busca el lector. Señala: “Porque estos son tiempos de pensar por sí, sin perifollos de frase ni dilaciones inútiles, y lo que el que lee quiere y necesita son hechos en que fundar su juicio.”

Este día de 1891 se publica su última correspondencia a La Nación, de Buenos Aires. Trata del asesinato de los italianos, la maffia, la política local y el asalto a la cárcel. Inicia así su relato: “Y, desde hoy, nadie que sepa de piedad pondrá el pie en Nueva Orleans, sin horror”

El 20 de mayo de 1893 regresa a Nueva York, luego de un recorrido durante ese mes por Cayo Hueso y Tampa. Participa en la reunión del Consejo local, convocada  a petición suya. Se acuerda nombrar comisiones que visiten los talleres a fin de reanimar el entusiasmo, así como celebrar un mitin de agitación.

En 1894 es recibido en unión de Panchito Gómez Toro en Port tampa por una banda de músicos y comisiones de clubes y sociedades. En Tampa los saluda también una multitud de compatriotas. En horas de la noche imparte una conferencia en los salones de La Verdad.

Su opinión importa
Déjenos sus comentarios

Tenga en cuenta que:

  • No debe usar palabras obscenas u ofensivas.
  • Deben estar relacionados con el tema.
  • No se publicaran los que incumplan las políticas anteriores.




0 comentarios insertados