Múltiples han sido los desafíos que han debido enfrentar los trabajadores de Deportes en estos tiempos de pandemia, al punto de tener que reinventarse una y otra vez para sortear los peligros de la COVID-19 sin que sus atletas pierdan del todo la forma física. Ejemplos de lo anterior hay para hacer un libro.

Pero, no solo en el área deportiva se ha podido ver a los trabajadores del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder) en la ciudad, pues ellos han extendido su accionar a otras esferas, entre ellas, el trabajo en los centros de aislamiento.

Tal es el caso de Raúl Antonio Sáez Font, trabajador de Cultura Física, y de Iván Castellanos Acosta Subdirector de Deportes, ambos trabajadores del Combinado Deportivo Príncipe, perteneciente a la Dirección Municipal de Deportes de Cerro, quienes forman parte de los voluntarios que han dado su aporte en la lucha contra la COVID-19 en la Escuela de Formación de Atletas de Alto Rendimiento (ESFAAR) Cerro Pelado.

Pero si fundamental ha sido el accionar de los trabajadores de Deportes en la lucha contra la pandemia en los más diversos escenarios, no menos importante es el estímulo a los atletas activos, con acciones que si bien cuestan poco, desde el punto de vista material, significan mucho en el estado psicológico de esas personas.

Un claro ejemplo de lo anterior lo constituye el hecho de colocar pegatinas en las casas de los miembros del equipo de Industriales que por estos días se encuentran inmersos en la 60 Serie Nacional de Beisbol.

Dicha acción se realizó de conjunto con los Comités de defensa de la Revolución (CDR), organización que este 28 de septiembre arribó a sus 60 años de existencia, en lo que constituye una coincidencia que la mayor organización de masas del país no podía dejar pasar por alto.

Por ello, nos explicó Yaremi Sofía Águila Pérez, metodóloga de relaciones y propaganda en la dirección municipal de Deportes en ese territorio, que se realizó la imposición de una pegatina en la casa de los miembros del equipo Industriales que viven en esa localidad. Se llegó hasta los hogares de Osnier Luis Valdez Nogueira, Jorge Luis Barcelán Rodríguez, Yohasan Guillén, Ebdel Nodarse, Carlos Manuel Cuesta y Enrique Pacheco Ruiz, todos miembros de los Leones de la capital.

Fueron actos sencillos, donde primó el cumplimiento de las normas higiénico-sanitarias establecidas para esta etapa de enfrentamiento a la pandemia, y en los cuales intervinieron, además de varios trabajadores de la Dirección Municipal de Deportes, representantes de los CDR del municipio y de la cuadra, de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), de la Dirección Municipal de Trabajo, y miembros del Buró del Partido.

Lo hecho en estos tiempos de pandemia por los trabajadores de Deportes en el Cerro, es una muestra de cuanto han realizado, y realizan, quienes laboran en ese sector a lo largo y ancho del país. Que no quede la menor duda, en Cuba, el deporte, desde hace mucho, es un derecho del pueblo, y sus trabajadores no solo saben hablar de bolas, ponches, remates, goles... sino, sobre todas las cosas, de solidaridad, entrega, humanismo.